jueves, 3 de junio de 2010

La guerra: La solución más tonta II

"Allí, la guerra creó su propia leyenda"

El sigiloso sonido de las bombas
divide los cuerpos
y los recuerdos.
Es el mismo sonido
que multiplica las audiencias
de televisión.

El rojo puro de la sangre
inunda las calles,
mitiga la sed
del espectador ansioso de muerte
retransmitida.

He sido abandonado
en un valle seco de lágrimas,
y sé que no estoy solo,
que la soledad completa mi abandono.

Entonces,
miro y descubro un perenne despertar
a punto de quedar dormido.


Pascual Herrera
"Animales curvos, versos de amor y plegaria (1995)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario