lunes, 15 de marzo de 2010

Pablo Neruda III

En el último encuentro con Federico,
los tambores de guerra
sonaban al otro lado de la puerta.
En el último encuentro con Federico,
la sangre y la pena
eran lágrimas que se colaban bajo la puerta.

Pascual Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario