sábado, 26 de diciembre de 2009

Mente en blanco

Es probable que aún esté por suceder lo que una vez no debió haberse imaginado, porque la sensación de que, si no se piensa no sucede, es cada vez más fuerte. Sólo tengo que mirar a mi alrededor y ver como se materializan horrores impensables para quien vive en la más terrible de las situaciones: la ignorancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario