lunes, 23 de noviembre de 2009

Punto y final

Un puñal de matarife
baila junto al cerdo
para degollarlo
y luego comerlo.

Una idea autoritaria
viaja entre las leyes
para manejarnos
como muñecos de trapo.

Una tormenta de fuego
nos acorrala como a un rebaño,
para guiarnos los pensamientos
y cebarnos para que engordemos.

¡No nos dejemos guiar al matadero,
tratemos de tocar el cielo
con nuestros sueños!

Pongamos un punto y final
a esta historia
y empecemos una nueva.

Pascual Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario