lunes, 23 de noviembre de 2009

Mustias ya las rosas

Mustias ya las rosas de un otoño incandescente,
se hacen de flores tierra y de luz seca
por la lluvia que no llega.

Mil manos te violan
y tú te defiendes espina a espina,
sin pena de sangre amarga,
fugaz, caliente, muerta, perdida...

¿se puede acaso ver morir a una flor?

¡Pronto muertas estarán
las inconscientes manos que te han ido a tocar!

¿Y tú? Rosa que esperas
la suave brisa de la primavera.

Pascual Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario