viernes, 6 de septiembre de 2013

Pablo Neruda VII

Cayeron del tren del futuro
los textos que se salvaron
del incendio
de la biblioteca de Alejandría,
no hubo piedad,
sólo una rosa con pétalos distantes
entre la tierra y el agua
pudo hablar cara a cara con el viento
y la arena,
y decirle
que hay una casa junto al mar,
que hay una techumbre con nombres,
un diente de cachalote
y mascarones listos para no olvidar.


Pascua Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario