jueves, 13 de junio de 2013

El Sur

A la luna le buscaron sus secretos
en un largo monólogo de frases incompletas,
porque la luna quiso buscar
su lugar en otras estrellas;
y, entre sus dudas, la encontraron
fabricando sombras para sus noches
y sombras para sus días.

Y da igual una estación que otra,
un juego de manos,
una superstición, o dos, o mil.
Da igual,
porque al sol lo sumieron
en la penumbra cegadora de la media mañana,
y, tomando forma de siglos en otoño,
lo encontraron
fabricando sombras para sus noches
y sombras para sus días.


Pascual Herrera

2 comentarios:

Xosé Ramón Cortés dijo...

... fabricando sombras para sus noches...
Muy bueno, Pascual.
Un saludo.

Juan Manuel Guzman dijo...

Sigue la mata dando, tu simiente se afianza en el diario vivir. ¡Bien por ello amigo Pascual!

Publicar un comentario