miércoles, 10 de octubre de 2012

Que noche y que mar

En las profundidades, donde comienza el infinito;
tu eres la ola que se acerca sigilosa pidiendo la palabra,
eres la concavidad sombría que se levanta en la muralla,
el estado de ánimo irracional.

¡Qué noche y qué mar!

Con la espuma de este y otro tiempo,
tus mareas, a veces, esperan impacientes una respuesta,
un sol, una luna, un secreto marino que guardas
nutriendo a la isla de sal y tormenta.

¡Qué noche y qué mar!

Pascual herrera

1 comentario:

J M Guzmán dijo...


Uy mi hermano ¡Que exquisito erotismo percibo! Muchas noches y amaneceres así.

Publicar un comentario