lunes, 24 de septiembre de 2012

El postulado de la insuficienca

En un sangriento viaje en pos de la misericordia
se alzaron proposiciones no universales
diseñadas para ser admitidas por si misma,
sin evidencias,
creando, como elemento fundamental,
la mentira como gran verdad
sin necesidad de tenerse que demostrar.

Homilías de punta hueca son disparadas a bocajarro
para distorsionar la razón,
el perdón,
lo bueno y lo mano,
lo que es de ellos,
lo que ya no es nuestro,
el ir y el venir del hijo, del padre
y del palomo muerto.

Es un sangriento viaje que ya dura demasiado,
un expolio a la razón,
un despropósito tan bien diseñado
que tiene como base una resurrección.

Pascual Herrera

1 comentario:

J M Guzmán dijo...

Creo que esa resurrección purificara lo exiguo y obtuso de la humanidad. ¡Que así sea!

Publicar un comentario