domingo, 15 de enero de 2012

Y no pasa nada

Decía Francis Bacon que la filosofía profunda lleva al hombre (no a la mujer) de nuevo a la religión; se equivocaba. La filosofía profunda conduce a encontrar respuestas que nos planteen nuevas incógnitas en la constante búsqueda del conocimiento. Y ahí no hay lugar para el mito diseñado por los que sólo buscan controlar física y psicológicamente a la mayoría: Las religiones y sus dirigentes.
Pascual Herrera

1 comentario:

Erika MS dijo...

Solo puedo decir, no sin antes pedir perdón... Amén.

Publicar un comentario