domingo, 12 de junio de 2011

Marionetas

Cuando uno habita
en los lugares solitarios
de la mente,
el escenario,
lleno de marionetas,
se retuerce
entre sonidos que buscan
un contexto,
una materia,
un camino frecuentado
por acontecimientos del pasado
y sueños del futuro
que, perdidos
en solitarios bosques
encuentran el infinito
en una garganta,
en un viaje
a través de volúmenes olvidados
en la sombría condición humana.

Y su voz sonó claramente,
el eco de las palabras
rompió en el aire
hojas marchitas
que caían al suelo.


Pascual Herrera

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión Pascual,me ha llegado bien adentro,un abrazo.Marta.

J M Guzmán dijo...

Me ha gustado amigo, al fin que somos en este mundo matraca, si no marionetas.
y… a propósito de, te comparto esto que encontré por ahí.
“Con hilos de marionetas manejaba yo mi vida,
en el palco mis muñecos se reían sin parar,
divertía yo a la gente con poemas que escribía.
Todo el mundo me quería, y lo que nadie sabía
era que un hombre existía detrás de bambalinas
que, por no llorar reía, cuando la gente aplaudía.”

Publicar un comentario