domingo, 5 de diciembre de 2010

Noches marcadas

Todo esto no significa negar
cambios imprevistos e imprevisibles,
ni resta importancia al proceso,
a esta pérdida protectora.

Luego están esas noches,
donde mirar, estrellas y astros vagabundos,
nos hace marcar el ritmo
de un largo viaje universal.

¿Qué importancia tiene adoptar un punto de vista,
una postura a la altura de la conciencia
y que forme parte indispensable
de valores y metas?

Parece, que en realidad,
las reglas y la coacción
son parte del juego, cuya meta final
es el engaño y el control.

Pasos infinitos con ecos de exuberancia
que, de vez en cuando,
se extinguen,
dejando un vacío sin memoria.

Pascual herrera

2 comentarios:

Luicci dijo...

Hola Jesús, bueno yo también lo he pensado alguna vez, pero creo que es necesario seguir nuestro camino y por supuesto saber que por mucho que nosotros lo queramos, estamos encorsetados por esas absurdas “reglas y su coacción”, por mucho que corramos siempre están ahí, como nuestra propia sombra… en fin, como ya comentamos alguna otra vez, cada vez somos mas los renglones torcidos.

Un abrazo y felices fiestas… (No soy creyente, pero me gusta disfrutar de la vida y me gustan las luces navideñas… ¿te parezco absurdo?)

Anónimo dijo...

ESTO ES PARA LEER UNAS CUANTAS VECES Y SACAR CONCLUSIONES. ROSS

Publicar un comentario