martes, 6 de abril de 2010

Objeto, objetivo y deseo

Tener por objeto un objetivo como especie
racional,
inteligible,
saber que el objetivo no reside en el sujeto.

Apartar de la mente los deseos
de resurrección
y reencarnación,
saber que el invisible motor de la eternidad tiene límites.

Pascual Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario