domingo, 3 de enero de 2010

El hombre del bastón

De la pasión
surge la luz
menos inoportuna.

El hombre del bastón
ve su sombra
proyectada y,
vistiéndose de Gala
nos regala una sonrisa
que acompaña
con un río de palabras.

El íntimo enemigo,
de su propia mano,
pasea
por los paradisiacos
campos
del Edén,
y allí, con sus papeles
nacidos del quermes,
deja que los días
perdidos
encuentren la luz
que mira e ilumina.

Pascual Herrera
"Animales curvos, versos de amor y plegaria (1995)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario