miércoles, 2 de diciembre de 2009

Naturaleza muerta

Muy lejos en espacio y tiempo están los sueños.
El rostro desfigurado en la mirada
grita un silencio oscuro y apartado de dolor.

Los gestos, con manos suplicando,
atrapan desesperados cuerpos.

El aire, contaminadamente muerto,
suspira con brisa opaca y respira en pulmones oscuros.

Muy lejos en mirada y gesto están los vuelos.
La mar mancillada y negra, nostálgica se hace océano.

La orilla, destino y vertedero
de asfalto es un mundo lleno.

El suelo, el abismo ausente,
está meado por el cielo ardiente.

Muy lejos, siempre lejos.

Pascual Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario