miércoles, 18 de noviembre de 2009

Vapor de Lágrima

Que no se engañe la lágrima
porque ya no la quieren llorar,
porque la pena se ha ido
para no volver más.

Que no se engañe la lágrima
porque ya no es excusa
de quien con ella
se quiere calmar.

Que no se engañe la lágrima
porque la mejilla reseca
no se quiere suavizar.

Que no se engañe la lágrima
porque las canciones no le quieren cantar,
y las que lo hacen, lo hacen para olvidar.

Pascual Herrera

1 comentario:

Marcos #AlgunosLibrosBuenos dijo...

Fantástico, me ha gustado mucho este poema, felicidades.

Publicar un comentario