domingo, 27 de marzo de 2011

Tenerte

Y tenerte a ratos,
mía en mil instantes
dormidos,
como elementos primarios
de la memoria, acompasados.


Pascual herrera

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No solo llega a ser profundo en sus pocas palabras, sino que una vez leido en cierto momento de la vida se podira comprender perfectamente que es una realidad a gritos hay instantes en la vida en los que parece que el tiempo no trasncurre y es simplememte porque vives dormido en esos instantes que tu describes instantes que haces enternos y los revives una y otra vez y se convierten en parte diaria de tu vida y causantes de tus alegrias y de tus esperanzas .....................Thinkbell ;)

Luicci dijo...

Como la lectura se puede interpretar a gusto del “lector”, a mí me resulta de lo más sensual o… sexual… um, me lo volveré a leer y recapacitare. Un saludo amigo

Daniel dijo...

Hola Pascual. Estoy aquí. Que quieres que yo haga?

Anónimo dijo...

El buen artista de la palabra consigue detener el tiempo para poder contar lo que quiere. Tú lo has logrado en muy pocas palabras, y además les has añadido el plus de la sugerencia y la evocación, así de forma natural.
Me gustan estos versos.
Un saludo, Pascual.
Manolo

Anónimo dijo...

Muchas veces, qué difícil me parece todo, y que sublime. La realidad escrita es más real que la cotidiana, me parece xq lo demás es muy relativo y esto no. Ese conocimiento ya sabes que tiene su origen en unas medias rojas. En cualquier caso es una buena propuesta.

Una Chica Del Montón dijo...

Que bonito :)

Publicar un comentario